LIBROS DEL EMPRESARIO SOCIAL

Además de los libros contables, las sociedades mercantiles tienen obligación de llevanza de otra serie de libros que varían en función de cada tipo social. En el caso de las sociedades limitadas, dichos libros son:

LIBRO DE ACTAS

Tal como establece el artículo 26 del Código de Comercio las sociedades mercantiles llevarán un libro o libros de actas, en las que constarán, al menos, todos los acuerdos tomados por las juntas generales y especiales y los demás órganos colegiados (por ejemplo, el consejo de administración) de la sociedad, con expresión de los datos relativos a la convocatoria y a la constitución del órgano, un resumen de los asuntos debatidos, las intervenciones de las que se haya solicitado constancia, los acuerdos adoptados y los resultados de las votaciones.

El libro de actas es por tanto OBLIGATORIO para sociedades limitadas, sean o no unipersonales.

LIBRO REGISTRO DE SOCIOS

Artículo 104 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital  obliga a la sociedad limitada a llevar un libro registro de socios, en el que se harán constar la titularidad originaria y las sucesivas transmisiones, voluntarias o forzosas, de las participaciones sociales, así como la constitución de derechos reales y otros gravámenes sobre las mismas. La sociedad sólo reputará socio a quien se halle inscrito en dicho libro. Su llevanza y custodia corresponde al órgano de administración.

LIBRO DE CONTRATOS CELEBRADOS ENTRE EL SOCIO ÚNICO Y LA SOCIEDAD

Las sociedades limitadas unipersonales tienen obligación de llevanza de un libro más, el libro de contratos celebrados entre el socio único y la sociedad, que según lo dispuesto en el Artículo 16 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital  habrá de ser legalizado conforme a lo dispuesto para los libros de actas de las sociedades. La falta de constancia de estos contratos en el libro tiene importantes consecuencias sobre todo en caso de concurso del socio único o de la sociedad.

 

Todos estos libros deben presentarse para su legalización en el Registro Mercantil por vía telemática dentro de los cuatro meses siguientes al cierre de cada ejercicio social, si bien en el caso de los libros de socios y registro de acciones nominativas, una vez inscritos los fundadores, sólo será obligatoria la legalización de un nuevo libro dentro de los cuatro meses siguientes al cierre del ejercicio en el que se haya producido cualquier alteración en la titularidad de las participaciones o acciones o se hubieran constituido gravámenes sobre las mismas.

En GRUPO SIMAL,  previa solicitud, nos encargarnos de la legalización de los libros mercantiles de su empresa con el fin de que su sociedad cumpla con las obligaciones requeridas por la legislación mercantil.

 

Grupo Simal Abogados, Asesores y Consultores